¿Quieres vivir tu vida según lo establecido o según tus planes?

Uno de mis mentores me dijo una vez: “Nunca serás tan joven como ahora, en este momento”.

Ese sentido de urgencia es el que nos mueve, tanto a mí como a aquellos emprendedores y creativos que conozco que desarrollan trabajos entusiastas.

Entonces, ¿cómo empecé mi viaje de empresaria?

La mayoría de la gente conoce mi historia, ¡pero la verdad es que me convertí en emprendedora de forma totalmente accidental!

Lo que empezó como una forma de crear un portfolio con el que podría cursar un Máster de marketing y quedarme en España se convirtió en mi negocio a tiempo completo.

Y mi empresa ha pasado por muchas iteraciones desde que empecé.

Lo que más me ha ayudado a seguir adelante es mi capacidad de dar un paso atrás, aprender qué funciona y qué no, adaptarme y volver a intentarlo.

Y, en pocas palabras, todo se reduce a tu mentalidad.

Si estás emprendiendo en solitario o eres autónomo y quieres arrancar o subir un escalón en tu negocio, estos son los 3 cambios de mentalidad que pueden ayudarte a conseguirlo:

1 – Ten una visión clara.

SI no sabes a dónde vas, a quién quieres ayudar y qué tipo de impacto quieres tener, es fácil distraerte y tomar decisiones a lo loco.

Confía en mí cuando te digo que a veces te sentirás frustrado.

Aunque estés haciendo algo que te llena, eres humano.

Es totalmente normal sentirse perdido, abrumado o inseguro cuando no sabes cuál es el siguiente paso que debes dar.

Pero si tienes una visión clara del futuro hacia el que trabajas y de por qué lo haces, estás salvado.

Prometido.

2 – No temas decir “no”.

Deja que te sea sincera.

Cuando empecé, aceptaba clientes que subestimaban mi trabajo.

Me desafiaban cuando ya me habían contratado.

Pedían más de  mi tiempo, más de mi energía, sin estar dispuestos a gastar más de su dinero en mí.

Y aquello me dejaba devastada y vacía.

Es la trampa en la que cae todo nuevo emprendedor: aceptar cualquier trabajo solo para conseguir experiencia o poder pagar las facturas.

En los 3 últimos años, he aprendido a confiar en mi intuición y a decir “no” cuando creo que un cliente me causará más problemas de los que estoy dispuesta a asumir.

¡Y valorar mi propio trabajo subiendo los precios también ha ayudado!

Nunca temas decir que no cuando un cliente o proyecto no se alinean con tus valores y tu misión.

3 – Optimismo > perfeccionismo.

Vivimos en una sociedad que idealiza la perfección.

Que ensalza el perfeccionismo como una virtud, y no como un vicio.

Cuando alguien va a abrir su empresa, es muy probable que alargue los tiempos, que trate de que todo parezca y suene extraordinario antes de presentarse al mundo.

Y esto, en el fondo, no es más que otra forma de procrastinación.

¿Quieres que te lo diga claro?

Si haces eso, estás evitando compartir tu idea con el mundo porque tienes miedo.

Pero, en serio… ¿qué es lo peor que podría pasar cuando salgas ahí fuera?

La forma en que aceptes las críticas y opiniones depende solo de ti.

Puedes volver a tu cueva y lamer las heridas de tu ego, o puedes aprender a mejorar con una sana dosis de optimismo.

No pierdas más tiempo ajustando y toqueteando todo hasta que luzca perfecto… ¡sal ahí fuera y preséntate al mundo!

 

Los cambios de mentalidad que necesitas para tener éxito como emprendedor

Emprender es, también, aprender a ser flexible y adaptarte con rapidez.

Probar y medir es la clave para crear un producto o servicio que la gente quiera comprar de verdad. Debes estar dispuesto a girar sobre tu eje, ajustar y refinar las cosas hasta que estén perfectas.

Sea lo que sea lo que vayas a crear, ¡sé valiente!

Esto es algo más grande que tú. El mundo necesita de tu talento, perspectiva y experiencia.

Entonces, ¿por qué no trazar un plan para ayudar a los demás y ayudarte a ti?

 

Ahora, es TU turno. Déjame preguntarte esto…

¿Cuál es tu mayor problema para arrancar tu negocio? ¿Cómo has adaptado tu mentalidad para tener éxito?

Comparte tu visión y pensamientos en los comentarios a continuación 🙂

¿Quieres conectar con emprendedores con una mentalidad igual que la tuya?
¿Con gente que se ha propuesto construir su vida ideal ladrillo a ladrillo?

Apúntate a mi tribu de #StorytellingParaElÉxito para conocerlos…
¡Y recibe al instante mis consejos y pensamientos diarios!

 

Pin It on Pinterest

Share This