¿Por qué el Storytelling?

¿PERO QUÉ ES EL STORYTELLING?

 

Antes de continuar, quiero dejar claras unas cuantas cosas sobre el storytelling. Porque, francamente, estoy cansada de que la gente se apropie del poder de las historias interesadamente y manche el buen nombre del storytelling.

Allá vamos…

EL STORYTELLING NO ES…

 

  • Manipular las emociones de alguien para que compre tu montón de porquería (si es tu caso, por favor, sal de aquí ahora mismo).
  • Pensar que el logo y los textos de tu página web son lo único importante… (no, lo siento; las historias van mucho más allá).
  • Una palabreja con tirón que puedes aprovechar en tu perfil de LinkedIn porque crees que la publicidad o el periodismo son lo mismo que el storytelling (No, no lo son).
  • Exponerte demasiado y hacerte vulnerable solo para contar una “buena” historia (a nadie le gustan los dramas sobreactuados).
  • Cacarear una aburrida lista de tus logros para que todos sepan lo genial que eres (Notición: no nos importan).
  • Un anuncio de TV con música de violín de fondo y una familia feliz de revista con tu logo al final (que nada tienen que ver con tu marca).

 

EL STORYTELLING ES

 

  • Hacer algo que a la gente le encante y contar la historia de cómo lo creaste… y por qué.
  • Menos mensaje metido con calzador y más empatía (si no escuchas lo que quiere tu público, ¿cómo vas a convencerles con tu historia?).
  • Trabajar de forma auténtica para entender lo que tu público quiere, necesita y desea de ti. Crear un producto o servicio que quieran comprar y sea beneficioso para ellos.
  • Hacer que tu público sea el héroe de tu historia, e invitarle a formar parte de ella.
  • La suma de todos los datos, sensaciones e interpretaciones sobre tu marca (y esto incluye la historia que cuentan los demás sobre ti, incluso a tus espaldas).
  • Cultivar y mantener una conexión emocional con tus clientes (la gente no compra tu producto o servicio; compran lo que éste les hace sentir).

“QUIÉN ERES” + “POR QUÉ EXISTES” > “QUÉ VENDES”.

 

El storytelling es un arte tradicional que se ha ido transmitiendo de unas generaciones a otras. Compartimos el conocimiento.

Compartimos la información. Transmitimos lecciones, historia y tradiciones a través de nuestras historias.

Cuando compartimos historias con otras personas, estamos construyendo confianza: la piedra angular de todas las relaciones. Las historias nos hacen humanos.

Y en el siglo XXI, los negocios son cada vez más humanos.

Para desmarcarte del omnipresente ruido del marketing y asegurar un futuro para tu empresa, debes tener una historia que conecte con tu público a nivel humano.

Una historia que comunique quién eres y qué simbolizas, incluso cuando esa historia se cuente a tus espaldas.

Cuando eres honesto y humano, cuando hablas desde el corazón, puedes inspirar a la gente para que compre tu visión. Y eso se traduce en una marca y resultados mejores y más fuertes.

Estoy aquí para ayudarte a crear una marca que capture y transmita tu mensaje, que anime a los demás a comprar tu visión de las cosas y a entender qué es lo que hace que tu empresa sea diferente.

Tu historia es el plan de acción de tu marca, y el éxito de tu negocio para los años venideros.

¿Te suena bien? ¡Sigamos hablando!

Pin It on Pinterest